Disponer de agua pura y saludable en tu hogar aumentará tu bienestar y, además, obtendrás un significativo ahorro económico. Los sistemas descalcificadores de agua en Manresa y los aparatos de ósmosis están fabricados para conseguir esa finalidad.

Seguramente te surgen dudas a la hora de decidir cuál de las dos soluciones es mejor para tu vivienda. Por eso queremos explicarte las diferencias y ventajas de los dos sistemas.

Los descalcificadores de agua en Manresa se utilizan para zonas en las que la cal excede los niveles recomendados. Esta agua presenta una gran concentración alta de minerales que puede provocar problemas de salud y averías en los electrodomésticos que están en contacto con el agua, como la lavadora.

Su instalación es fácil y el aparato suele colocarse en la entrada de agua general de la vivienda, para poder tratar tanto el agua de la ducha como la del grifo de la cocina. Debes saber que el descalcificador elimina la cal del agua pero no la purifica y, por lo tanto, no es apta para beber.

Sus ventajas son muchas, como alargar la vida de tus electrodomésticos y evitar problemas en la piel de toda tu familia.

Los sistemas de ósmosis son especiales para poder beber agua directa del grifo. Gracias a sus filtros, disuelven los contaminantes y minerales en el agua, obteniendo agua pura. A diferencia de los descalcificadores, el equipo de ósmosis se instala generalmente debajo del fregadero de la cocina y suministra agua pura a través de un grifo incorporado. Este sistema no trata el agua de toda la instalación.

Al instalarlo conseguirás disponer de agua sin sabor, además de evitar averías en las tuberías por la corrosión de los minerales que tienen las aguas duras. No tendrás que comprar agua embotellada.

En Alfred Refrigeration somos especialistas en la instalación de estos aparatos y te aseguramos que notarás la diferencia.